lunes, 3 de noviembre de 2014

Vuelve el Arte

"Llega un momento en que es necesario 
abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo 
y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. 

Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, 
nos habremos quedado para siempre al margen de nosotras mismas"

Fernando Pessoa




"A pesar de todo me gusta recordar como eras antes de la tormenta" (Pie forzado)
La decepción que me invade ahora me hace casi imposible recordar tu sonrisa a mi lado cada mañana. 
Eras, creo, pequeña, dulce e inocente; soportabas mis cambios de humor bailando desnuda por el pasillo con un cepillo de dientes en la boca.
Recordarte es revivir esa tormenta y sentir como mil puñales se clavan flojito en mi paraguas.
Nunca perdí los nervios contigo, no podría haberlo hecho, te quise más de lo que eras capaz de soportar.
Dicen que tras la tormenta siempre llega la calma, en mi caso fue en forma de Ángela que sopló tus nubes hacia otro lado.
El sol calienta pero a diferencia de tus truenos siempre permanece quieto, demasiado quieto.
Y entonces somos los demás los que inevitablemente nos movemos.



Haciendo un repaso de las cosas que me hacen feliz en los últimos tiempos y cuales no, tengo muy claro las que sí. Y una es esta: